La Hipnosis Clínica Reparadora o
la Introspección Guiada Reparadora:
Dos nombres para una misma terapia breve y eficaz

Alrededor de la Hipnosis se han tejido multitud de fantasías y leyendas. Todos hemos visto esos espectáculos donde algunas personas son puestas en ridículo, forzadas a realizar pruebas vergonzosas (como caminar en cuatro patas) y despertadas bruscamente en estado de confusión. Eso no es propiamente hipnosis. Eso es sólo un fenómeno hipnótico posible de inducir a partir de trucos y artilugios en un pequeño porcentaje de personas que, además, no es inocuo. Lamentablemente, esas exhibiciones –que están prohibidas por ley- han hecho mucho daño a la difusión, uso y aceptación de los recursos que la hipnosis pone al alcance de los profesionales habilitados.

Un cierto porcentaje de personas son pasibles de ser hipnotizadas hasta un grado profundidad tal que podrían ser operadas sin anestesia o que podrían perder contacto con la realidad llegando a alucinar de manera semejante a algunos estados psicóticos. Un número más pequeño de esas mismas personas puede alcanzar ese fenómeno utilizando técnicas muy bruscas de imposición y de esa circunstancia se prevalecen los hipnotizadores de tablado. Prudentemente, algunas legislaciones como la argentina o la israelí autorizan a hipnotizar solamente a algunos profesionales habilitados.

Pero hay un fenómeno semejante que es factible de utilizar y es la concentración enfocada de la persona donde jamás pierde la conciencia, por lo que en ningún momento se halla a merced de nadie. 

A ese estado lo he llamado hasta ahora HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA para diferenciarla claramente de la HIPNOSIS PROFUNDA que es la que se halla regulada por la ley y que corresponde, sobre todo, a la pérdida del contacto con la realidad.

Pero para acentuar la diferencia he elegido un nuevo nombre que usaré indistintamente y que es mucho más claro y descriptivo:

INTROSPECCIÓN GUIADA REPARADORA

La HIPNOSIS CLÍNICA REPARADORA o la INTROSPECCIÓN GUIADA REPARADORA son los nombres de las técnicas que he desarrollado personalmente para el enfrentar y solucionar las enfermedades psicosomáticas, los traumas de la niñez, las fobias, los síndromes de pánico, la depresión y otros males del espíritu.

Por eso un paciente en hipnosis clínica es una persona atravesando un estado de relajación importante y muy placentero, despreocupado de todo, concentrando sus recursos mentales en un proceso de introspección en un punto focal que le propone el terapeuta. Y así como una lupa puede hacer arder un papel concentrando en un punto los rayos solares, la mente en estado de hipnosis clínica alcanza resultados tangibles y beneficiosos.

Por otra parte la Hipnosis Clínica no es un QUÉ sino un CÓMO: es una herramienta de abordaje y tratamiento en el contexto de una terapia que cada psicólogo usará según su criterio y formación. Permite allanar el camino, acortar ese tratamiento, disminuyendo el sufrimiento y aliviando las tensiones, la angustia y el estrés sin drogas.

Con el auxilio de la Hipnosis Clínica es posible vencer el miedo paralizante que hace que algunas personas no puedan afrontar una mesa examinadora, haciendo que muchas de ellas abandonen con frustración estudios y carreras, perjudicando sus posibilidades para la vida.

Episodios de terrores nocturnos, de insomnio y de pesadillas reiteradas encuentran rápido alivio mientras el desarrollo del tratamiento permite encontrar las causas y la cura.

Multitud de problemas relativos al sexo, como temores, frigidez, anorgasmia, impotencia psicológica y secuelas de abusos y violaciones encuentran en un tratamiento psicológico que incluya hipnosis clínica, un lugar donde la comprensión indispensable que también brindan otras terapias, es acompañada por modificaciones en las conductas y por cambios interiores muy profundos que apuntan sobre todo a mejorar la calidad de vida del paciente.

Las fobias, y los tan temidos ataques de pánico; las enfermedades psicosomáticas como el asma, y aquellas vinculadas con la alimentación como la anorexia, la bulimia, las compulsiones y la obesidad, encuentran en los tratamientos psicoterapéuticos con hipnosis clínica el lugar adecuado para el alivio en tiempos breves, junto con la profunda remoción de sus causas en períodos no demasiado prolongados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *